Ads Top

Cómo dejar de ser compradora compulsiva

Cómo dejar de ser compradora compulsiva
¿Haces compras para sentirte bien? ¿No puedes resistir la tentación de ver algo nuevo en las tiendas? ¿Compras cosas que muchas veces no usas? Entonces presta atención a este artículo porque necesitas saber cómo dejar de ser compradora compulsiva.

La adicción a las compras se considera uno de los problemas más comunes que afectan nuestra sociedad, sucede tanto en mujeres como en hombres y sin importar la edad o condición social. La mayoría de las personas que la padecen tienen problemas para llevar una relación sentimental: compran más de lo que pueden pagar y terminan con deudas que siquiera se acercan a lo que hayan podido imaginar.


“Es difícil que la gente entienda que compras compulsivamente porque sientes cierto placer y tranquilidad emocional cuando lo haces. Encuentras un par de zapatos de marca tan divinos que no los puedes dejar, luego al pasar la tarjeta de crédito sientes como si te obsequiaras algo que realmente te merecías hace tiempo, llegas a casa y por algún otro motivo ya no te sientes igual y tienes que volver a comprar”. Es el testimonio de muchos compradictos que buscan solución a su problema y recuperar de nuevo el control de sus vidas.

¿Quieres saber cómo dejar de ser compradora compulsiva?


Que estés aquí leyendo esto significa que has dado el primer paso: Reconocer que lo que haces no está bien y buscar ayuda. Ahora lo que necesitas hacer cada vez que veas algo que te guste es hacerte la siguiente pregunta: ¿Realmente lo necesito?


Sé que no es fácil y hay muchas posibilidades de que te auto engañes diciendo “es que no tengo unos de ese color”, “el diseño que tengo en casa es totalmente distinto”, “combinaría a la perfección con tal cosa…” Debes recordar que al final lo que te ayudará a salir de esto es el autocontrol.

Otro consejo que te ofrezco es olvidarte de las tarjetas de crédito, destrúyelas, devuélvelas al banco o deshazte de ellas a cualquier costa, las tarjetas de crédito son soluciones que deben ser utilizadas en caso de emergencia y con la certeza de que cualquier gasto que hagas con ellas siempre volverá a ti en deudas el mes siguiente. Has tus cuentas y maneja todo con efectivo, si después de hacer las compras regulares de la casa te queda algo de dinero puedes emplearlo en darte algún gusto pero no gastes todo, siempre es recomendable dejar algo acumulado para cualquier imprevisto que pueda surgir.

Si te preocupan las deudas que ya tienes quizás sea momento de deshacerte de algunas de las cosas que tienes acumuladas y olvidadas en casa, sé que es difícil pero hoy en día están muy de moda las ventas de garage (ventas de artículos de segunda mano), saca cosas que ya no uses hace tiempo o no necesites, si tienes cosas sin usar puede ser de gran ayuda pues puedes sacarle más dinero. Comunícate con tus amigos y familiares para que corran la voz y en un solo día verás lo capaz que eres de salir adelante controlar tus compras y mantenerte al margen de las deudas. Ahora que sabes cómo dejar de ser compradora compulsiva recomienda este artículo con tus amigas ¡a ellas también les puede interesar!

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.